Actualidad

La solidaridad de los más pequeños

Hace un par de dias leí un artículo de una amiga y madre a la que conocí gracias a la red y que a diario me enseña lo que es ser solidario a cambio de nada. Su nombre es Inma Eiroa y es la fundadora de Solidaridad 2.0

Este artículo titula Los niños son esponjas… Solidarias!!!. Nosotros llevamos más de un año viviendo esto y en este caso nos apetece contaros dos pequeñas historias solidarias.

Laura es a día de hoy una adolescente de 14 años y conoció a Daniel cuando tenía 1 mes de vida, todavía me acuerdo de su regalo y no sé si lo sabe pero adorna su habitación. Ella y sus padres han estado en nuestra vida cuando era un camino de rosas y siguen en ella ahora que hay más de una espina. Cuando a Laura le pidieron que realizara un trabajo de ciencia no lo dudo y preparo una explicación magistral de lo que es y significa el síndrome de Sanfilippo.

El mural que preparó se expuso por todas las clases de su cole y ella se dedicó a explicar y concienciar a sus compañeros de la importancia de sensibilizarse y entender las enfermedades raras.  Os podéis imaginar lo que significo para nosotros este gesto. Desde aquí, mil gracias Laura, siempre he creído que ibas a ser una gran mujer pero ahora estoy segura.

Tomás acaba de cumplir 4 años y es hermano de Juanjo de 6 años, compañero de clase de Daniel. Hace un mes se celebró el cumpleaños de Tomás y cuando finalizó, su mamá Inés amiga y compañera de viaje de Stopsanfilippo (el primer evento solidario fue fomentado por ella y además un éxito), nos entregó una caja. Había pedido a todos los amigos que en lugar de hacer un regalo a su hijo donaran el precio de un juguete a Stopsanfilippo y contribuyeran de ese modo a financiar la investigación del síndrome. Esa caja contenía 209€ y todos los amigos de Tomás y Juanjo habían sido solidarios.

Puedo decir como madre que Daniel a su corta edad cuenta con los mejores amigos del mundo. Le quieren, le cuidan y le miman a diario, estas han sido dos historias, pero podríamos escribir un libro.

Para cerrar esta pequeña nota, un pequeño apunte, espero que todas y cada una de las familias que están en la vida de Daniel no salgan nunca de ella. 

 

Deja un comentario

Ver todos los retos