Iker

iker  

Iker tiene ocho años, y es un niño simpático a más no poder, alegre, muy, muy cariñoso y guapo de verdad. Hasta los cinco años pensabamos que lo que había heredado de nosotros, era el gracioso  pelo en punta de su padre,  mis ojos y como decía todo el mundo,  mi carácter…pero al parecer no era lo único que había heredado.

Después de comprobar que Iker no aprendía nada nuevo, es más incluso olvidaba aquello que  tanto esfuerzo le había costado aprender, unas pruebas médicas de entre las muchas que se le hicieron, nos dijeron cuál había sido en realidad nuestra herencia, SAN FILIPPO C.

Ahora cuando habla, apenas se le entiende y hemos pasado de las trepidantes carreras con la moto de “Molto”, a ir de la mano para no caer… pero eso no nos importa porque para entenderle no tenemos más que mirar su cara y sus ojos nos dirán todo lo que necesitamos saber, y manos… manos,  tenemos de sobra para llevarle  a la meta de esta carrera que hemos empezado y que pensamos ganar!!!!!

STOP SANFILIPPO.

Ver todos los retos