Actualidad

Primer tratamiento de terapia génica “ex vivo”

Un paciente del Royal Manchester Children’s Hospital MPSIIIA recibe el primer tratamiento de terapia génica del mundo para condiciones genéticas que limitan la vida.

Un paciente de dos años de edad en el Royal Manchester children’s Hospital (RMCH) ha sido el primero en el mundo en recibir un nuevo tratamiento de terapia génica “ex vivo” , usando células madre autólogas (se extraen del propio paciente) lentivirales (son virus cuyo periodo de incubación es muy largo) modificadas por vectores para su condición genética rara y limitante a la vida, Mucopolisacaridosis IIIA (MPSIIIA).

El MPSIIIA, también conocido como síndrome de Sanfilippo, es una enfermedad hereditaria rara causada por una mutación genética y deficiencia en el gen SGSH, lo que significa que la enzima Sulfamidasa del cuerpo no puede descomponer las moléculas de azúcar complejas correctamente. Estas moléculas se acumulan en las células del sistema nervioso y tienen un impacto devastador y progresivo en el desarrollo de un niño.​

Los niños nacidos con la enfermedad se desarrollan normalmente al principio, pero a medida que la enfermedad progresa, retrasa su desarrollo del habla, el aprendizaje y la deambulación, causa graves problemas de comportamiento como hiperactividad, ansiedad y dificultad para dormir. Con el tiempo, los niños pierden el habla y la movilidad, falleciendo durante su adolescencia.

Hasta ahora no había cura para MPSIIIA, sin embargo, hay una nueva esperanza para estos niños después de que este niño de dos años haya sido el primero en recibir un nuevo tratamiento de terapia génica de células madre de médula ósea “ex vivo” entregado por RMCH (parte de la Universidad de Manchester NHS Foundation Trust) , y desarrollado en la Universidad de Manchester, en collaaboration con RMCH, Great Ormond Street Hospital (GOSH) y University College London (UCL) Great Ormond Street Institute of Child Health (ICH).

“Fue una experiencia tan positiva ofrecer esta terapia de vanguardia a nuestro joven paciente.”

La unidad de trasplante de médula ósea (BMT) de RMCH ha sido pionera en trasplantes para niños con enfermedades metabólicas y deficiencias enzimáticas similares durante muchos años, y es el mayor centro de trasplante de enfermedades metabólicas en Europa.

En la BMT, las células sanguíneas del paciente son reemplazadas por las de un donante emparejado, lo que puede darles la enzima que falta. Aunque son efectivos en condiciones similares, los intentos previos de tratar el MPSIIIA usando trasplantes de médula ósea de donantes sanos han fracasado porque las células donantes no frabicaron suficiente enzima.​

Para este nuevo tratamiento de terapia génica de células madre, el proceso de trasplante de médula ósea es el mismo, pero en lugar de utilizar células madre de la médula ósea del donante, se toman las propias células madre del paciente y se inserta el gen SGSH faltante fuera del cuerpo (ex vivo). Las células son entonces criopreservedas y testadas para asegurar su calidad.​

Después de un régimen de acondicionamiento para hacer espacio para que el cuerpo del paciente reciba las células madre modificadas genéticamente, las células criopreservadas se descongelan y se infunden de nuevo al paciente, lo que permite que la sangre produzca mucho más enzima Sulfamidasa que con normalidad.

Royal Manchester Children’s Hospital

El trasplante se realizó en la unidad BMT de RMCH, dirigida por el profesor Rob Wynn, el hematólogo pediátrico y el director del programa BMT. El profesor Wynn trabaja en estrecha colaboración con el equipo pediátrico de RMCH, liderado por el Dr. Simon Jones, que cuida a los niños con tales deficiencias enzimáticas.​

La tecnología de terapia génica fue desarrollada en la Universidad de Manchester por el profesor Brian Bigger. Mientras que las células madre de sangre del paciente fueron tomadas en Manchester, la manipulación genética de las células para agregar en el gen SGSH se realizó en los laboratorios de terapia génica especializada del profesor Adrian Thrasher, profesor de Inmunología pediátrica, en GOSH y la UCL Gran Instituto Ormond Street de salud infantil, con el apoyo de la caridad GOSH y el Instituto Nacional de investigación sanitaria (NIHR) GOSH centro de investigación biomédica (BRC).​

El paciente recibió el tratamiento con BMT utilizando sus propias células en enero y ahora está de vuelta a casa. Las señales tempranas para el tratamiento son positivas, con pruebas que muestran que su médula ósea modificada genéticamente está produciendo células sanguíneas que están entregando mucho más enzima que antes.

Mientras que pasará algún tiempo antes de que los resultados del efecto de la droga sean conocidos, el equipo tiene la esperanza de que este mayor nivel de la enzima, incluyendo en el cerebro, sea suficiente para evitar el deterioro neurológico derivado de la enfermedad.

El profesor Rob Wynn, RMCH, dijo:

“Fue una experiencia muy positiva ofrecer esta terapia de vanguardia a nuestro joven paciente. Los primeros resultados del tratamiento son realmente alentadores, y esperamos que nos ayude a cambiar el curso de esta terrible enfermedad y darles a estos niños un mejor futuro. “​
“Todas las innovaciones científicas fundamentales requieren trabajo en equipo. Muchos equipos clínicos y de laboratorio del Royal Manchester children’s hospital, así como los laboratorios de investigación de la Universidad de Mánchester y los del Great Ormond Street Hospital y el University College London han contribuido a este importante avance en la clínica medicina. “​

El profesor Brian Bigger, de la Universidad de Manchester, dijo:​

“Es bastante especial ver una terapia farbricarse durante diez años en nuestros laboratorios, finalmente entregado a un paciente. Estamos increíblemente agradecidos con los científicos, los médicos, las familias, las organizaciones benéficas y los financiadores, especialmente la sociedad de enfermedades mucopolisacáridos y la organización benéfica Great Ormond Street Hospital que han participado en todo, y esperamos que esta terapia, si es aprobada, haga una diferencia significativa en la calidad de vida de los pacientes con Sanfilippo. “​

El profesor Adrian Thrasher, GOSH y ICH, dijo:​

“En los últimos 20 años hemos desarrollado una importante experiencia en el desarrollo de medicamentos para terapia génica y celular para algunas de las condiciones infantiles más raras. Estamos encantados de haber podido trabajar con colegas en Manchester para llevar este nuevo tratamiento a este joven paciente. “​
“Esperamos poder trabajar juntos en un próximo ensayo clínico y ayudar a llevar estas terapias de vanguardia a un grupo más grande de niños con esta condición devastadora.”​
El equipo planea lanzar un ensayo clínico más amplio para los pacientes con MPSIIIA que esperan establecer los beneficios potenciales del tratamiento en más niños, y evaluar su desarrollo a medida que envejecen.

El ensayo será apoyado por Orchard Therapeutics, que posee la licencia para el programa MPSIIIA y financiará el ensayo clínico en una subvención al Dr. Bigger. Será patrocinado por la Universidad de Manchester en colaboración con GOSH, y llevado a cabo en el Royal Manchester children’s hospital por el profesor Wynn, y utilizará la misma tecnología y procedimientos que se utilizaron para tratar a este primer paciente MPSIIIA.​

Los medicamentos de terapia génica se fabricarán bajo la dirección del profesor Thrasher en las instalaciones de la sala limpia de última generación en GOSH.

Artículo original

Un comentario en “Primer tratamiento de terapia génica “ex vivo”

Deja un comentario

Ver todos los retos