Actualidad

Septiembre nunca fue fácil

Septiembre, el mes de la vuelta a la rutina, la adaptación a los nuevos horarios y del estrés para padres e hijos.

Mucho se habla en estos primeros días del mes de la vuelta al cole del estrés que supone para los padres, de lo difícil que es afrontar la vuelta de vacaciones, organizar horarios, comprar uniformes y materiales escolares, organizar las extraescolares, etc…pero ¿y de los pequeños, se habla lo suficiente?

A menudo nos olvidamos que para ellos la vuelta de vacaciones también es dura, y que para adaptarse de nuevo a los horarios y a las actividades necesitan su tiempo de asimilación, el estrés postvacacional también afecta a los pequeños, no es algo exclusivo de los adultos por eso es importante que nos mostremos con ellos comprensivos y les animemos en lugar de exigirles o amenazar con castigos en los momentos en los que veamos que ellos no siguen el ritmo que nosotros demandamos.

El estrés post vacacional también afecta a los pequeños, no es algo exclusivo de los adultos.

Desde el Instituto Madrid de Psicología por ejemplo recomiendan que para evitar que los pequeños sufran en la vuelta a la rutina lo conveniente sería adelantar unos días la vuelta de vacaciones, regular las horas de sueño progresivamente, y hablar con ellos sobre la vuelta al cole con antelación y también sobre el estrés.

Otra cosa que no debemos olvidar es que los niños son el reflejo de sus padres, por lo que si ven su entorno estresado, si ven que los padres están continuamente alterados, ellos sentirán ese mismo estrés, por lo que en la medida de lo posible los expertos en psicología recomiendan mantener la calma con ellos.

Las familias sin embargo que mayor presión soportan son las familias con hijos con necesidades especiales como por ejemplo es el caso de las familias con algún tipo de Sanfilippo, o familias con hijos con autismo, hiperactividad, parálisis cerebral, etc.

Estas familias ya de por sí con una rutina bastante más complicada que la de cualquier otra familia al uso, han de prepararlo todo para que el entorno de su hijo sea lo más calmado posible, que todo encaje para que la atención que necesita no cese nunca y por supuesto encontrar o mantener el contacto con el centro educativo que mejor se adapte a su hijo. Esto último en muchas ocasiones es un quebradero de cabeza para las familias ya que en muchos casos los centros a los que sus hijos han de acudir están alejados del domicilio, o del centro educativo al que acuden los hermanos, lo que hace toda una aventura para las familias cuadrar las entradas y salidas.

Otro problema al que hacen frente estas familias es la escasez de terapeutas ocupacionales en los centros públicos, lo que conlleva a que muchas familias opten por buscar alternativas privadas, algo que repercute de lleno en la economía familiar.

País Vasco o Canarias, ya cuentan en algunos de sus centros con la figura de este profesional sociosanitario para apoyar a los niños con necesidades educativas específicas a realizar tareas cotidianas

Algunas comunidades como País Vasco o Canarias, ya cuentan en algunos de sus centros con la figura de este profesional sociosanitario para apoyar a los niños con necesidades educativas específicas a realizar tareas cotidianas y lograr un mayor grado de autonomía, sin embargo el resto de comunidades siguen a la cola a la hora de incluir la terapia ocupacional en la oferta de centros de educación públicos, y dejando en una situación complicada a todas aquellas familias que lo necesitan a lo largo y ancho de nuestro país, por eso mismo colegios profesionales de terapeutas ocupacionales como el de Navarra están reclamando que la comunidad foral les de su sitio dentro de la comunidad educativa.

See all challenges